We have to go back

Donde fuiste feliz alguna vez, no debieras volver jamás”

Esa es una de las frases que una vez llegan a tus oídos y se te quedan bien clavaditas.

Y piensas “claro, es que es así. A ver si vuelves y se rompe la magia”.

Pero, ¿qué magia? Si estás pensando en que volver acabará con ella, es que a esta le salieron raíces y se pudrió en el fondo del cajón. Como esa patata que compraste para hacer tortilla. La hiciste, te sobró, la dejaste para otro día y pasó lo que pasó.

Me considero un tío objetivo, pero todo lo que hay en este blog es subjetivo. Y allá voy.

TIENES QUE VOLVER.

Y lo tienes que hacer por una simple razón: por ti.

Ese miedo a “si vuelvo todo será una mierda, porque nada será como fue”. Y así es, pero tienes que saber por qué te gustó aquella vez. Porque lo mismo las razones no son las que crees.

Piensas que te gustó la compañía, pero puede que te gustase más el clima.

Piensas que te gustó lo qué paso, pero te das cuenta de que eso ha pasado en más sitios.

Lo mismo te enamoraste de un lugar. Y para saber si eso es cierto, tienes que volver.

¿Cuándo? Cuando creas.

¿Con quién? Con quien te apetezca.

¿Mi consejo? No esperes al momento ideal, porque no va a llegar. Y ve solo, porque de lo contrario, te vas a distraer. No es una visita, es una reconquista.

Puede que también seas de lo que piensan que viajar solo es triste. Entonces tu problema está elevado al cuadrado.

Ve por el camino que ya conoces. Porque cada cosa que te recuerde a aquellos trayectos, te hará comparar y valorar.

¿No te gusta la idea, verdad? Ya. Ni ir al dentista. Y puedes no ir a quitarte esa muela que tanto te molesta. Y puedes no volver a ese sitio y quedarte con el runrún. Puedes hacer lo que quieras. Pero tú sabes que es lo que debes hacer, ¿a que sí?

¿Qué puede ser lo peor? Que revivas recuerdos. Pero, entre tú y yo, eso ya lo haces, ¿verdad?

¿Y lo mejor? Lo mejor es que te descubras.

Y volviendo al vídeo de la intro…

Lo mismo Jack no quería volver con Kate. Lo mismo él quería volver a la isla.

Publicado por

Alberto Cuadrado

Buenas noches (o lo qué sea), bienvenidos, gracias por estar aquí.

6 thoughts on “We have to go back”

  1. Tienes toda la razón, como muchas veces, otras tal vez la tengas pero yo opino lo contrario. Que mundo más aburrido si todos pensáramos lo mismo.
    Hay caminos que he disfrutado pero luego el lugar me ha decepcionado al volver, con lo que he descubierto que lo que tanto me gustaba era el llegar hasta allí
    Otras veces son las gentes del lugar que lo hacen especial pero el camino es un rollo total, aunque a todo se le saca el lado bueno porque el camino nunca es igual y alguna vez ese camino también valdrá la pena
    Llevo una temporada que lo que quiero es salir de mi isla y recorrer km pero de momento no he podido conseguirlo…

    1. Nunca es tarde, dicen. Así que aquí estoy. Me temo, amigo, que lo de viajar al pasado no es posible. Y de volver, tú tampoco serías el mismo que en su día. Por lo que la situación no sería la que te gustaría volver a vivir.
      Y lo de volver a una persona… si se acabó, fue por algo. No creo que pudieses hacer un reset mental.

      ¿Te vale esta respuesta?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *