Mirad: me tenéis harto

Sí sí, vosotros. Es que no puedo con esta hipocresía que tan de moda se ha puesto. Pero claro “como todo el mundo lo hace”… El tema en cuestión es la monarquía.

Aquí a todo el mundo se le llena la boca diciendo que la Casa Real estuvo muy bien en su día, que fue muy importante para la transición, pero que ya está bien. Pero amigos, ¿cuándo tenéis hambre y cero ganas de cocinar, qué hacéis? Pues abrís el Just Eat y pedís un durum en el “Rey Doner Kebab”. POR FAVOR, si habláis pestes de la monarquía, aplicaos el cuento. Pero no. Y así con todo.

Hablando de cosas que se ponen de moda; siempre llego el último a estas cosas. Ahora me he dado cuenta de una cosa: muchos coches de mi barrio dejan subida la rueda trasera sobre el bordillo. Casi no digo la palabra cosa. COSA COSA COSA.

He bajado mucho el nivel seriéfilo, tanto que creo que me van a quitar el carné. Por cierto, el otro día, ordenando el cajón de los desastres, me topé con un carné de conducir caducado y me acordé de que cuando lo renové, me dijeron si me lo quería quedar, de recuerdo. Dije que sí, claro. Pero ¿por qué? Fue una de esas respuestas por inercia, como dar las gracias tras un “te quiero”.

(Retomamos) He bajado el nivel seriéfilo por varios motivos:
– Me agobiaba un poco tener que estar súper pendiente de si salía un capitulo y verlo, para no ir retrasado y que no se me acumulasen las series. Aquí tiene que ver la ansiedad, claro.
– Me ha dado por los libros.
– Estoy viendo más películas.
– Todas son falsas.
– Si un tren sale de A Coruña a 40km/h y otro de Sevilla a 55 ¿el aceite de Palma se sigue vendiendo en Mallorca?

(Vuelvo a retomar) Estoy leyendo más que hace un tiempo. Me gustaría hacerlo más rápido (lo de leer), pero no puedo, de momento. Estoy pensando en hacer una cosa (COSA COSA COSA) a la cual siempre he sido contrario: marcar los libros. Vi como @Compotita y pensé “esta tía está loca”, luego me di cuenta de que lo estaba, pero para bien. Saluda, Compo. En fin, que hace un par de días leí una frase y no consigo recordarla. Si la hubiese marcada, otro gallo cantaría. No me refiero a Bisbal. Palabra.

(Ahora retomo a la altura de lo del carné de conducir) Estoy volviendo a hacer algo que hacía cuando empecé a conducir. Estoy volviendo a oír/escuchar a M-Clan. No sé por qué dejé de hacerlo. Lo de M-Clan.

Y ahora voy a hacer un chiste de los míos: ¿Qué es lo contrario de carné? Pescadó.

Y ya está. No voy a estirar más el asunto.

Publicado por

Alberto Cuadrado

Buenas noches (o lo qué sea), bienvenidos, gracias por estar aquí.

4 comentarios en “Mirad: me tenéis harto”

  1. Yo también marco los libros e incluso en algunos pongo comentarios! Tengo uno que entre marcas y comentarios tiene otro libro dentro.

    Como decía Roland Barthes en “The Death of the Author”, en el momento que el libro (o lo que sea) cae en manos de un lector el texto pasa a ser suyo porque él será el que le de un significado o una interpretación y habrá tantos textos como lectores tenga.

    Así que eso hago yo… hacer mío el texto utilizando lápices de colores.

    Como me enrollo no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *