Fuera de tiempo

Llevaba con esas tres palabras apuntadas en la pizarra desde el día que vi “El show de Truman”. Los que me sigáis en Twitter, sabréis que estoy viendo películas de Jim Carrey como si no hubiese un mañana (cosa que aún está por confirmar), pues vi dicha peli hace no mucho.

Y me acordé de que la vi cuando salió. O más o menos. “El show de Truman” es una peli de 1998, pongamos que la vi un año más tarde. Pero seguro que la vi en el 98, yo era muy de ver las novedades, aunque tuviese la nada despreciable edad de 12 años.

Ninguna edad es despreciable; pero quedaba bien decirlo. Como cuando el 7 del 7 del 2007, por ejemplo, aparece el típico coleguita diciendo “eh, tío, esta fecha es única. Jamás se repetirá”. Y qué razón tiene, lo digo yo, que he vivido cuatro 5 de octubre de 1999, dos 4 de abril de 2013 y alguno más.

Perdón, se me ha ido el santo al cielo. A lo que iba.

Mientras estaba viendo la peli, pensé: “qué carajo entendí yo cuando la vi en su día”. PUES NADA. Cómo cuando vi “La mano que mece la cuna”. Madre mía, fui a ver la jura de bandera de mi tío, a Jaca, con mi madre. En el autocar pusieron esa peli y me la tragué enterita. Después que por qué me cuesta confiar en las personas.

Que me he vuelto a liar.

Pues estaba viendo al genio de Jim y me di cuenta de la de cosas que he hecho fuera de tiempo. Creo que todas. Desde ver películas sin tener ni la mitad de edad recomendada, a… bah, da igual. Voy a darle un giro a esto.

Jim Carrey es mi vida. Sí. Para bien o para mal. Cuando me empecé a interesar por el cine, dio la casualidad de que nos mudamos a escasos metros de un videoclub. Quizá fue a la inversa. No sé.

Recuerdo perfectamente cuando llegó “La máscara”. Ya no nos acordamos, pero alquilar una novedad era una misión digna de Ethan Hunt. Pues un día fui al videoclub, con mi tío. El objetivo estaba claro, pero sabíamos que era (casi) imposible.

Entramos. La vista a la peli en cuestión. Vemos que hay una. Otra persona nos saca metros. Su mano se prepara para cogerla. Un niñato de 9 años (peli del 94, le ponemos uno más, por el margen de error) corre como si estuviese debutando con su equipo. Salimos del local con la peli bajo el brazo. Si no fue mi primera heroicidad, ahí ahí.

400 y pico palabras para explicar casi nada. Pero me estoy quedando a gusto.

Sigo.

En mi casa se veían casi todas las pelis de Carrey. Recuerdo el día que vimos “Dos tontos muy tontos”, puede que la vez que más me haya reído en un cine. Vimos más en casa. Pero me acuerdo de una en la que me dormí y mi padre me dijo “no te perdiste mucho”. Era “Man on the Moon”.

Aquel comentario hizo que siempre esquivase a dicha peli. Si te lo dice tu padre, es verdad. Y así pasaron casi 20 años. Hasta la semana pasada.

No diré que sea la peli que más me ha gustado. Ni la que más me ha gustado de Jim. Pero me gustó. También digo que jamás la recomendaré. Es una peli especial. Como tú, que estás leyendo esto, bandido/a.

Y la verdad es que no tengo nada más que decir. Como si hubiese dicho algo…

Hasta más ver 🙂

Publicado por

Alberto Cuadrado

Buenas noches (o lo qué sea), bienvenidos, gracias por estar aquí.

One thought on “Fuera de tiempo”

  1. Las cosas se hacen cuando uno puede o considera que es el momento
    A lo mejor hubieras visto Man in the moon con tu familia y no te hubiese gustado y ahora después de las cosas que has vivido, es distinto
    Hay cosas que viví en su momento y no las disfruté pero años más tarde las volví a vivir porque me apetecían y han sido los mejores tiempos de mi vida
    Resumen: nada esta fuera de tiempo, cada uno tiene un momento para realizarlo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *